Cordillera Blanca turismo de naturaleza entre montañas

El turismo de naturaleza en al Cordillera Blanca

Si hablamos de Turismo de Aventura, el destino más indicado en el Peru es la Cordillera Blanca, un cadena montañosa que encierra una multitud de ecosistemas andinos y que gracias a sus paisajes llena de montañas y lagunas hace de este lugar uno de los preferidos para los aventureros.

La Cordillera Blanca esta protegida por el Parque Nacional Huascarán

Casi en su totalidad el las zonas montañosas de la Cordillera Blanca esta protegida por el Parque Nacional Huascarán.

El Parque Nacional Huascarán ocupa parte de las provincias de Huaylas, Yungay, Carhuaz, Huaraz, Recuay, Bolognesi, Huari, Asunción, Mariscal Luzuriaga y Pomabamba en la región Ancash, y tiene una extensión de 340,000 hectáreas. Es una de las áreas protegidas más emblemáticas del país puesto que protege una de las zonas con la mayor diversidad biológica y cultural que tiene el Perú.

En su interior protege la ecorregión de la Puna Húmeda de los Andes Centrales. Fue creado en 1975 y en 1977 fue declarado Reserva de Biosfera por la UNESCO; y en 1985 fue incluido en la lista de Patrimonio Natural de la Humanidad de la UNESCO. El territorio del PNH es accidentado y comprende el flanco oriental de la Cordillera Blanca en la zona del callejón de Conchucos y el occidental en la zona del callejón de Huaylas. Presenta cumbres nevadas con altitudes que oscilan entre los 5,000 m.s.n.m. y 6,768 m.s.n.m. (Huascarán); quebradas profundamente encajonadas como resultado de la erosión fluvio glaciar; y un gran número de lagunas.

Microclimas de la Cordillera Blanca

El Parque Nacional Huascarán presenta un amplio espectro de microclimas, lo que ocasiona que se tenga un mosaico de diversos tipos de vegetación íntimamente ligados entre sí. Se han identificado 779 especies de flora altoandina distribuidas en 340 géneros y 104 familias. En esta diversidad florística, la familia de las Bromeliáceas está representada por la puya Raymondi (Puya Raymondi), especie que tiene la inflorescencia más grande del mundo y que es uno de los objetos de conservación del parque. Allí también se encuentran bosques relictos y numerosas especies de gramíneas que conforman el pajonal de puna.

En el PNH se puede apreciar rodales de puya Raymondi ubicados principalmente en las quebradas Carpa y Queshque. También se conservan bosques relictos de quisuar (Buddleja coriacea) y de queñua (Polylepis sp), que están ubicados principalmente al norte del sector Llanganuco. Se tiene también praderas altoandinas, césped de puna y diversos oconales (bofedales), situados principalmente por encima de los 4,500 m.s.n.m.

Compartir
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest
Tambien te puede interesar
Comentarios
Recientes
Ads

Chachapoyas

Paquete de viaje a Chachapoyas, un recorrido especial desde Jaen.
Oferta

Trekking Santa Cruz

Vive una experiencia inolvidable caminando por la Cordillera Blanca
Especial